Cree en grande.
CONMEBOL

La hora de Ever Banega en Argentina

La hora de Ever Banega en Argentina

Se quedó afuera del Mundial de Brasil-2014 y falló uno de los penales que costaron el título ante Chile en la última Copa América. Pero el fútbol da revancha y a Ever Banega parece haberle llegado la hora con Argentina.

El volante de 27 años vive un verdadero momento de ensueño, ya que ha sido transferido del Sevilla de España al poderoso Inter de Milán y acaba de ser padre por segunda vez el miércoles pasado.

La frutilla del postre podría ser la Copa América Centenario 2016 en Estados Unidos, que arrancó con todo para Banega, titular en los dos partidos de Argentina y que marcó un gol y dio una asistencia ante Chile (2-1) en el debut.

Botines compartidos

Al igual que el astro Lionel Messi y Angel Di María, Banega es oriundo de Rosario, la ciudad portuaria ubicada 300 km al norte de Buenos Aires, y que creció en una familia muy humilde.

"Con mis hermanos mayores, Luciano y César, jugábamos en categorías distintas y calzábamos parecido. Entonces, cuando terminaba un partido, nos sacábamos los botines y se lo dábamos al que le tocaba jugar", recordó recientemente.

En el club barrial Nuevo Horizonte enfrentó al Grandoli de Messi y luego, al igual que la 'Pulga', ingresó a los juveniles de Newell's, uno de los dos grandes equipos de Rosario, antes de pasar a Boca Juniors.

Debutó en febrero de 2007, poco después de haber jugado el Sudamericano sub-20 con Argentina, y rápidamente se ganó la titularidad.

Si un año fue decisivo en su carrera sin dudas fue ese: Campeón mundial sub-20 con Argentina en Canadá, conquistó además con Boca la Copa Libertadores y fue transferido al Valencia de España por 26 millones de dólares.

Debut con Argentina

Debutó con la selección mayor en febrero de 2008 en un amistoso contra Guatemala y en agosto de ese año fue campeón olímpico con varios de sus actuales compañeros como Messi, Ángel di María, Sergio Agüero y Javier Mascherano, entre otros.

Con poca continuidad en el Valencia, en enero de 2014 regresó a Argentina para jugar en Newell's y así tener mayores chances de ir al Mundial de Brasil.

Sin embargo, y ante la sorpresa de la afición y el periodismo especializado, el técnico Alejandro Sabella lo dejó afuera de la lista de 23 jugadores.

Su excelente nivel y la llegada de Gerardo Martino a la dirección técnica de Argentina le reabrieron las puertas a la selección y fue convocado a la Copa América de Chile-2015.

 

 

AFP